Secciones del Blog

Archivos del Blog

Manda huevos….(neumáticos con huevos)

impactoPerdón por la frase pero si hasta un Presidente del Congreso lo dijo… Bueno el caso es que en esta foto podéis apreciar un bulto en forma de huevo en un neumático. Esto aunque no pasa todos los días es más frecuente de lo que nos gustaría. Tener un bulto o huevo en un neumático es un síntoma claro de que las lonas internas han sufrido un daño irreparable, es la parte interior del neumático, la estructura radial la que ha sufrido una rotura.

El neumático se mantiene por la presión del aire o del Nitrógeno (mejor esto último). El neumático se diseña y construye para que sea totalmente estanco y la presión sea lo más constante posible. 

Este tipo de “huevos” suelen corresponder al ya famoso “choque pellizco” o “bordillazo“, normalmente sin darnos cuenta al aparcar “pellizcamos” el neumático contra el bordillo y la llanta provocando la rotura interna del mismo. Las consecuencias son en el mejor de los casos el “huevo”, una zona que tiene muchas posibilidades de acabar rompiendo y perdiendo la presión del neumático. Si esto sucede con el coche parado tendremos que cambiar el neumático y fin de la historia (mala historia pero bueno!), pero si esto sucede con el vehículo en marcha podemos tener serios problemas para controlar el vehículo.

Como resumen, en caso de que notemos que en el neumático hay un abultamiento, hay que cambiarlo por la rueda de repuesto (si se tiene) o por un neumático nuevo, mandaría huevos que por un huevo nos jugásemos la vida.

Artículos Relacionados:

  1. Más presión!
  2. Nitrógeno y verano
  3. Cómo ahorrar gasolina regulando la presión de las ruedas
  4. Ventajas del nitrógeno en el inflado de neumáticos
  5. Recordatorio acerca de los Neumáticos de Invierno
Neumáticos a domicilio

Etiquetas: , , , , , ,



Deja un comentario